miércoles, 3 de septiembre de 2014

Mis espléndidas y maravillosas vacaciones

Se acerca el final. El día de la vuelta al instituto se aproxima poco a poco, y con él, las clásicas preguntas sobre el verano con las que todo el mundo te acosa: "¿Qué tal las vacaciones? ¿Fuiste mucho a la playa? ¿Qué, te has echado novio este verano?", y cosas por el estilo.
La verdad es que este verano no he ido a la playa ni una sola vez. En realidad, apenas he salido de casa. He pasado las vacaciones leyendo, viendo la tele, jugando a videojuegos y estudiando matemáticas. Me llamaréis aburrida, pero yo estoy muy contenta.
Ayer tuve el examen de recuperación de matemáticas y creo que es el mejor examen de matemáticas de toda mi corta vida. Pero he de decir que no lo habría conseguido sin mi magnífica profesora particular, a quien voy a hacer un bizcocho en cuanto pueda.
Hace poco descubrí que además del vértigo, la miopía, los bajones de tensión, mi piel ultra-mega-super delicada que no puedo lavar con agua del grifo y la incapacidad para girar los antebrazos hacia arriba, también sufro de "fascitis plantar". Me viene por parte de mi familia materna y significa que ni puedo llevar zapato plano ni puedo camuflar mi metro y medio de altura con unos tacones. Tengo que llevar un tacón de 2-3 centímetros. Por suerte me he comprado unas plantillas especiales y lo del zapato plano ya no es un problema. Me ha costado 25€ poder andar sin ponerme de puntillas.
Pff, las únicas veces que salí de casa un rato medianamente largo fueron el concierto del viernes pasado y cinco días que estuve en casa de mi abuela (en los que fuimos al cine a ver Cómo entrenar a tu dragón 2 y Los Guardianes de la Galaxia - si alguien ha visto o va a ver esta última, mi favorito es el señor azul de la cresta). 
El día del concierto cené jamón asado con patatas y guarnición de mosquitos (que le daban un regustillo muy guay) y después me tomé un vaso de café que no me sentó demasiado bien, pero que me tuvo levantada hasta las cinco de la mañana. Luego flipé un rato con Kuna de Odio, Lethal Dose Of Hate y Tzjjja, me saqué una foto con el cantante de este último (y con su camiseta de Death Note) y me compré un parche de Judas Priest para mi cazadora vaquera.
Y puede que para las próximas fiestas tenga una camiseta de RAMMS+EIN nueva.


Publicar un comentario