domingo, 12 de octubre de 2014

Bacon, gatitos y regalos de cumpleaños

Hace unos días, mi perro empezó a ladrarle enloquecido a una maceta. En un principio creímos que había visto un caracol o algo parecido, porque Draco es así. Cuando salí fuera para ver que era lo que lo había puesto tan histérico, me di cuenta de que detrás de la maceta había unas patitas.
Nos costó un montón meter al perro dentro de casa. Mi madre cogió a la gatita, que peleó con uñas y dientes (literalmente) por soltarse, y la metió en la cocina por la ventana.
Estuvo dos días metida en una caja de cartón, absolutamente aterrorizada, sin salir ni comer. Al tercer día mi madre la sacó y le dio de comer a la fuerza, y después de eso recuperó vitalidad y estuvo más animada. Ahora ya come, juega, curiosea y se deja manosear. Ya se ha acostumbrado a hacer sus necesidades en la arena.



El día 10 fue mi décimo-sexto cumpleaños. Raúl me trajo por fin mi chocolate; Jose me dio un abrazo; me dejaron poner RAMMS+EIN en clase de Inglés; tuvimos sesión audiovisual de Romanticismo en Lengua Castellana; en Cultura Clásica comimos caramelitos mientras veíamos Helena de Troya, en la que por cierto sale Stellan Skarsgard (padre de mis queridos Alexander y Gustaf Skarsgard)... Al llegar a casa comí una de mis comidas favoritas, pasta a la Carbonara (más comúnmente conocida como "pasta con nata y bacon") y pasé toda la tarde vendiendo rosquillas en grupo para la excursión de fin de etapa.
El sábado salí a comer con tres amigas, Inés, Elisa y Lorena. Por la tarde fui a dar una vuelta con Inés y otros dos amigos y a las 20:00 h me fui a un magosto en el centro social de siempre, donde le encontramos dueño a la gata. ¿Quién? Rouco, de TzjjjA (Mis espléndidas y maravillosas vacaciones), que me regaló una espléndida y maravillosa camiseta de L, una maqueta dedicada en una caja muy cutre, un nudo complicado en mis deportivas, dos pegatinas y tres fotos con él.


Hoy celebré mi cumpleaños con la familia (y por cierto, mi primo no me ha quitado el protagonismo naciendo el día 10) y me trajeron ¡gominolas! Y ahora estoy aquí escribiendo en vez de estar con mis invitados.

Publicar un comentario