lunes, 17 de noviembre de 2014

No hay ganas de pensar

Me disculpo una vez más por no tener preparada ninguna de mis grandes y profundas reflexiones (sarcasmo mode ON), pero es que últimamente mi cabeza no tiene tanto tiempo libre como siempre.
Esta semana, por ejemplo. Hoy, lunes, tuve un examen de Inglés (nada del otro mundo, pero requiere un esfuerzo por leve que sea) y aguanté comentarios estúpidos de ignorantes (que aquí en mi tierra los hay a puñados), además de que fue día de compra de rosquillas para venta. Mañana tengo que entregar un trabajo que nos mandaron hoy -cosa sencilla de habilidad narrativa y de redacción- a pesar de que no tengo ESA clase mañana. El miércoles tenía planeado llevar a cabo una exposición argumentativa sobre el feminismo para la clase de Ética, pero entre mis compañeros y mi falta de organización, voy a tener que posponerla. El jueves tengo excursión de Francés, como creo que ya mencioné anteriormente, y estoy casi segura de que pierdo las dos horas de Educación Física, pero por la tarde tengo visita (lo cual me recuerda que la tarde del miércoles tengo que hacer un bizcocho. El trabajo se me va acumulando poco a poco). El viernes tengo que entregar un comentario de texto -no me apetece nada- para Lengua Castellana y Literatura y por la noche tengo un concierto organizado por el "dueño" de Angelita, a quien tengo que llevarle dos paquetes de rosquillas.

El cartel del ya mencionado concierto.

Publicar un comentario