domingo, 21 de diciembre de 2014

Vacaciones de invierno, también conocidas como Navidad

Y vuelvo a estar de vacaciones. Sinceramente, creo que tengo demasiado tiempo libre. A lo mejor el resto de los mortales no, pero yo no tengo nada realmente importante en lo que emplear mis días sin clase.
Bueno, ahora mismo sí. La dejadez me ha hecho suspender Historia y he de estudiar para recuperarla a la vuelta de las vacaciones. Además tengo que leerme el libro de lectura de Latín y los primeros cuatro capítulos del de inglés.
A parte de Historia no he suspendido ninguna. De hecho, creo que mis notas han sido muy buenas, aunque no niego que podrían haber sido mejores. En Latín saqué un diez, y en Informática un nueve. Un ocho en Inglés y a partir de ahí todo sietes y seises.

Ahora en mi pueblo me miran mal por la calle porque salgo con gente rara. Rara para ell@s, para mí son las mejores personas con las que se puede salir. Pero bueno, son cosas que pasan. A mí lo que piense la gente de alrededor me importa tanto como... Ahora no se me ocurre nada que me resulte tan intrascendente.
El jueves me compré una tableta de chocolate con galleta y aún me queda. Creo que ninguna me había durado tanto hasta ahora.

Sí, ya sé que no he escrito nada interesante después de casi un mes sin dar señales de vida, pero he estado liada con los exámenes y no hay ningún aspecto de mi vida privada que considere digno de mención aquí.
Intentaré escribir más a menudo y sobre algo más trascendente durante estas vacaciones.
Publicar un comentario