viernes, 10 de junio de 2016

Encuentra lo que amas y deja que te mate

El nombre del escritor estadounidense Charles Bukowski (nacido en Alemania como Heinrich Karl Bukowski) lleva grabado en mi cabeza desde una muy temprana edad, no porque hubiese leído su obra sino porque oía su nombre en todas partes aun sin saber quién era el tal Bukowski ni qué escribía.

El año pasado la revista "Kerrang!" publicó una entrevista a Till Lindemann (cantante de R+ y Señor Todopoderoso) en la que hablaba de Bukowski como su ídolo y decía algo así como que no habría podido escribir poesía sin él. Ni aun siendo el ídolo de mi ídolo se me pasó por la cabeza un solo momento leer algo suyo.
T. Lindemann trabajando
 
Pero para algo están las clases de Literatura Universal. Ayer, Esmeralda, la mejor profesora habida y por haber, nos pasó un par de hojas de poemas, todos sin el nombre del/la poeta y numerados. El timbre sonó cuando habíamos acabado de leerlos y Esmeralda nos preguntó cuál nos había gustado. Alguien tuvo tiempo de decir "¡el 2!" y ahí se terminó la clase. Pero yo me había quedado pillada con el 6 hasta el punto de tener la necesidad de saber quién lo había escrito, así que, antes de irme, fui hasta la mesa de la profesora y se lo pregunté. "Bukowski" me dijo, con un deje entre complacencia y confusión. Y entonces todo tuvo sentido. Comprendí por qué me había gustado el poema de Bukowski, comprendí por qué a Till Lindemann le gustaba Bukowski, comprendí por qué a mí me gusta Till Lindemann. "Conque Bukowski fue el Señor Todopoderoso antes que Till", fue lo que pensé. Las coincidencias -si es que lo son- siguieron apareciendo: Bukowski murió en el 94, año en el que Till Lindemann entró oficialmente en el mundo de la lírica.
 
Eso me ha llevado a pensar (que es lo único que hago por inercia) que si Till Lindemann supo adaptar tan bien el estilo de Bukowski a sí mismo y su arte, aun sin el reconocimiento mundial que reside en su obra, y mantenerlo vivo, yo que idolatro al sr. Lindemann (y ahora también a Bukowski) y lo(s) utilizo como referente a la hora de escribir, ¿podría yo ocupar el lugar del cantante de R+ como "Señor Todopoderoso"?
 
No, no he tomado setas. Mi cabeza es así.
 
"Encuentra lo que amas y deja que te mate", Charles Bukowski.

Dejando a un lado mis desvaríos mentales, ¿por qué me gusta Bukowski? La verdad es que en un principio me recordó un poco a las canciones de R+, aunque más profesional. El estilo de Bukowski (en lo que a poesía se refiere) es casi prosaico, con un deje narrativo que a mí, personalmente, me gusta. Es muy natural, de una forma que parece escrita simultáneamente al fluir del pensamiento. También me gusta el carácter pesimista, duro y marginal de su obra ("Realismo Sucio"), abordado de forma directa e incluso soez y a la vez expresado con metáforas delicadas.

Además, le gustaban los gatos.


 
 
 
 
 
 
 
 
 
...¿Se podrá llegar al nivel de Bukowski o de T.L. sin alcohol?
Publicar un comentario