domingo, 14 de febrero de 2016

Ficción VS Realidad

[CUIDADO: posibles spoilers de Shameless (US)]


Tengo la sensación de que mis problemas mentales han crecido últimamente. A principios de enero me sentía muchísimo más madura y estaba dispuesta a esforzarme en clase, a limpiar a fondo mi habitación y conservarla ordenada e impecable el resto del año, a salir de casa un poco más y, sobretodo, a mantener mi mente alejada de cosas innecesarias y ajenas a mis responsabilidades. 
Ja. Yo y mis utopías. Estamos a mediados de febrero, apenas he salido de casa más de lo necesario, mi habitación sigue igual que el año pasado y en clase más de lo mismo. Y mi cabeza está cada vez peor. Yo pretendía (en realidad no) quitarme de la cabeza todas esas estúpidas obsesiones y aquí estoy, con la angustia matándome mientras escribo porque empecé (y terminé) a ver Shameless y ciertos personajes me destrozaron el corazoncito al final de la quinta temporada.
Mi estúpida tendencia a establecer vínculos sentimentales con personajes ficticios a menudo me hace faenas como esta y me deprimo durante algún tiempo, relativo al nivel de obsesión (y teniendo en cuenta que he estado viendo media temporada cada día, va a ser bastante). Ian y Mickey parecían ser los únicos que al fin conseguirían un poco de felicidad, pero pasó lo que pasó y, a pesar de ser tan sólo una serie, me afectó demasiado incluso para ser yo. Cuando empecé a ver Shameless no se me habría ni pasado por la cabeza que el macarra de barrio de Mickey Milkovich (Noel Fisher) pudiera llegar a ser mi personaje favorito. Ahora estoy aquí, llorando porque su relación no funciona y llorando más aún porque estoy deprimida sin razón lógica. Ian Gallagher y Mickey Milkovich no existen, son personajes ficticios interpretados por actores con su propia vida, pero mi cerebro no acaba de procesarlo y me toca esperar a que se me pase el bajón.
Publicar un comentario