sábado, 18 de marzo de 2017

Ser o no ser (feminista), esa es la cuestión

Hablemos de las mujeres feministas que en realidad no lo son. 

Xarna: la Guerrera del Apocalipsis
Todas hemos pasado por eso. Es muy difícil no tener conductas machistas al crecer educadas dentro de una sociedad heteropatriarcal. Después llega un momento en el que empezamos a hacernos preguntas, a aprender cosas y sacar conclusiones, y conseguimos salir, aunque sea poco a poco. Es un hecho que considero normal, ya que todos los cambios necesitan un proceso y no se pasa de ser una princesita desvalida a "Xarna: la Guerrera del Apocalipsis" (véase Tito Yayo) de la noche a la mañana.

El problema, por así decirlo, está en esas personas que llegan por inercia y casi sin interés al borde de la cúpula heteropatriarcal y, en vez de escarbar para pasar por debajo, se pegan al cristal y dicen "ya está, aquí se acaba. Qué progre soy". Personas que ya no cambian de opinión y a las que cuestiones esenciales del feminismo les parecen "exageradas" y "extremistas", pero ellas creen que son feministas (aunque no con ese término, que les parece inadecuado y discriminatorio).

Me duele porque se trata de personas inteligentes, capaces y reivindicativas que se ven afectadas directamente por el patriarcado - he pasado de lo general a lo concreto y estoy hablando de amigas y conocidas mías - pero son reticentes y no acaban de verse representadas por el movimiento feminista actual, muy probablemente debido a vestigios patriarcales muy profundamente arraigados en ellas y/o a una continuada influencia masculina de carácter machirulo o cuñadista.

Comandante Red
Personas que ven la reivindicación de la propia decisión de la mujer sobre su cuerpo y su forma de vestir como un brutal ataque de la caricaturización (popularmente extendida entre los machistas de armario*) de la "feminista fea*²" a la mujer que quiere unirse a la lucha pero "no puede" porque, para su desgracia, encaja en los cánones de belleza impuestos por el patriarcado. Una excusa pobre que busca quedar eximida/o de cualquier tipo de esfuerzo ético o interés mínimo por la lucha feminista pintando a las que sí la ejercen como "engendros infollables y sectarios" que impiden y niegan la entrada con ofensivas violentas y soeces a hombres y mujeres "atractivas, decentes y respetables (que no necesitan agruparse con otras mujeres y colectivos porque ellas mismas pueden conseguir sus derechos sin necesidad de abrir la boquita)" porque en realidad llaman "feminismo" a un movimiento terrorista cuyo fin es la imposición mundial de la fealdad de la mujer. Como el Comandante Red (Dragon Ball), mandamás de Red Ribbon, que quería conseguir las bolas mágicas para que todo el mundo fuese bajito como él.

Personas que ven al hombre blanco cisgénero heterosexual de clase media como víctima cada vez que se habla de ellos en general, que se contraponen a la lucha para darles la razón cada vez que uno de ellos abre la boca para decir: "No todos los hombres", "a los hombres también nos violan", "también hay hombres maltratados", "yo soy hombre y no violo (aplaudidme, por favor)", "sufro heterofobia", "me llamaron hetero cis como insulto"...

Personas que no practican la sororidad y que muy posiblemente no sepan lo que es (otra cosa más que tenemos que agradecerle a la RAE). Que buscan herir la dignidad de la prójima a la menor oportunidad. Que buscan ridiculizar la reivindicación de los derechos de la mujer frivolizándola y parodiándola haciendo de ella algo banal. Que descalifican e invisibilizan el feminismo de forma desdeñosa e incluso cruel.

Y aun así, son mujeres fuertes, inteligentes, supervivientes y luchadoras natas que ven por un ojo lo que no ven por el otro y que en realidad sí son conscientes de que una gran cadena invisible las mantiene pegadas al suelo, pero fingen no darse cuenta por "no declararle la guerra al hombre" y poder disfrutar de una red de amistades libre de géneros e ideologías, por muy incongruente y confuso que parezca.

Y las quiero, porque veo en ellas la verdad que ellas no ven, pero me duele que ellas no lo hagan. Así que supongo que esto es lo que se llama un relación tóxica. O estéril.

En fin, la culpa tampoco es del todo suya. Y aún son jóvenes, así que supongo que todavía tienen tiempo de aprender cosas y sacar conclusiones. Pero me exaspera de una forma agotadora que nos estén explotando, violando, matando y comprando para explotarnos, violarnos y matarnos y que nos crucifiquen cuando protestamos. Que aun así se siga diciendo que son casos aislados y que el patriarcado no existe. Me exaspera necesitar excusas y justificaciones para ser feminista y que mis compañeras prefieran callarse y ser cómplices a pelear por su libertad y la de todas las demás.

Imagen de Rammstein: "Liebe Ist Für Alle Da", que simboliza el patriarcado bastante bien


Gracias por leer. Salud y república.


Vocabulario:
*Machista de armario: persona machista que no quiere admitir que lo es.
Fea: el insulto favorito del machirulo sin argumentos, con el cual descalifica a una mujer dando a entender que no la encuentra atractiva. Uh, qué daño.
Publicar un comentario